El azúcar de los dulces aporta energía pero ningún nutriente, y es que inmediatamente después de comer algo dulce, nuestro organismo absorbe el azúcar convirtiéndola rápidamente en glucosa que a través de la sangre llega como energía directa a los glóbulos rojos, el cerebro, el sistema nervioso central, la placenta y el feto. Tras la ingesta de dulces, al ser absorbidos tan rápido, se estimula al páncreas a liberar gran cantidad de insulina, hormona con múltiples funciones entre ellas la de transportar el azúcar desde la sangre hasta la célula donde brindará su energía. Cuando consumimos gran cantidad de azúcar, solo una pequeña parte es usada como energía, el exceso es convertido en grasa, circulando en sangre en forma de triglicéridos y luego almacenada en el tejido adiposo.

El exceso de azúcar en la dieta causa sobrepeso y obesidad, diabetes, enfermedades coronarias, caries y transtornos del comportamiento. Asimismo, al sobre estimular el sistema nervioso central, algunos niños desarrollan hiperactividad tras la ingesta de dulces, por lo que se recomiendo limitar el consumo.

Las frutas también contienen azúcar en forma de fructosa y los lácteos en forma de lactosa, pero este tipo de azúcar al tener un tiempo de digestión y absorción no sobre estimulan ni el sistema endocrino y ni el sistema nervioso central. Lo que debemos evitar es el consumo de azúcar añadida como tal, la que es usada en bebidas gaseosas, jugos, dulces, leche chocolatada, cereales azucarados, mermeladas, caramelos, galletas dulces.

Lata de gaseosa (354 ml) = 10 cdta. de azúcar

Botella chica de gaseosa (591ml) = 17 cdtas. Azúcar

Vaso de 32 oz (950ml) = 27 cdtas. Azúcar

Leche Chocolatada (354ml) = 10 cdtas azúcar

 

. E-mail: nutrifitperu@gmail.com .