PARA LOS QUE NO COMEN VERDURAS

Los vegetales son realmente fuentes de protección para la salud, deben de ser variados en la dieta, pues todos absolutamente están cargados de vitaminas, minerales y compuestos biológicos activos que nos protegen de las enfermedades, mejoran la digestión, fortalecen nuestro sistema inmune y evitan el sobrepeso y envejecimiento. Pero si no eres amante de ellos, aquí te damos muchas alternativas para que los incluyas en tu alimentación diaria, estoy segura que alguna de estas recomendaciones te va a provocar.

IDEAS PARA INCLUIR VEGETALES EN LA DIETA

Planear el menú en base a los vegetales que deseemos consumir ese día es la mejor estrategia para asegurarnos que estos alimentos estén presentes en la dieta diaria, esto funciona mejor que acomodarlos como un acompañamiento de un plato planeado en base a la carne. Por ejemplo hoy pienso como comeré mis alcachofas, entonces decido si lo haré en una sopa, una ensalada, como un saltado o dentro de un guiso o arroz.

Se pueden pre alistar y tenerlos a la mano en la refrigeradora para añadirlos a los platos al momento pues si llegas tarde del trabajo será difícil que te pongas a cocinar una alcachofa o a pelar un tomate. Ten flores de brócoli y coliflor ya blanqueadas, pepino en tajadas, pimiento rojo o verde en tiritas, zanahoria rallada, tomates enanos, vainitas pre-cocidas, etc.

Compra vegetales que sean fáciles de preparar, el horno microondas es una excelente opción pues si los colocas en bolsita plástica con un poco de agua, bastarán unos minutos para que estén listos. Las cebollas se cocinan maravillosamente en el microondas, pélalas y colócalas en una fuente refractaria con un poquito de agua al fondo, y cocínalas unos 4 – 5 minutos. Luego podrás añadirles un poco de edulcorante y vinagre para darles un sabor agridulce muy agradable.

También existen en el mercado, packs listos con verduras surtidas ya lavadas, peladas y picadas que son excelentes alternativas para añadir a sopas, saltados o para hacer una ensalada.

Una simple ensalada es muy fácil de preparar, basta con mezclar lechugas orgánicas, zanahorias bebe y tomates cherry y listo.

Los palitos de verduras también son buenas opciones que puedes consumir como refrigerio. Corta tronquitos de apio, palitos pepino y pimiento o tajadas tipo chip de zanahoria, y como dip puedes preparar un hummus (ver en recetas) o acompañarlos de mantequilla de maní.

Incluye los vegetales en tus parrilladas, te proveerán de antioxidantes necesarios para combatir los compuestos tóxicos que tienen las carnes cocidas a la parrilla.  Puedes marinarlos con aceite de oliva, sal, ajos y algunas hierbas frescas como la mejorana, el romero o el estragón.

Cuando prepares tus menestras, añade zapallo loche o macre cocido al aderezo, cuando hagas una tortilla puedes agregarle champiñones, espinacas, tomate o la verdura que quieras.  Los saltados también son excelentes alternativas para el menú, bastará saltear un poco de ajo en muy poca grasa y combinar los vegetales de tu preferencia, agrégale algunas hierbas, un poquito de caldo y/o vino blanco y quedará espectacular, puedes combinar verduras chinas, verduras mediterráneas, hortalizas, etc.  Las sopas también son una buena forma de incluir vegetales en la dieta, sean con verduras picadas o licuadas tienes infinidad de variedades y  sabores.

 

. E-mail: nutrifitperu@gmail.com .